¿Cuánto tiempo se demora un producto de cuidado facial en dar resultad – Panda Belleza Coreana

¿Cuánto tiempo se demora un producto de cuidado facial en dar resultados?

Publicado por Priscila Ponton en

 

Una de las consultas que recibo con mayor frecuencia, de clientes que desesperadamente buscan tener una piel perfecta como "las coreanas" que se ven en los K-dramas es ¿Cuánto tiempo demora en hacer efecto"?,

Pero, la respuesta a esta frecuente pregunta, no puede ser contestada de manera estandarizada o ser resumida en un intercambio de mensajes de WhatsApp, porque después de haber observado y estudiado algún tiempo sobre cuidado de la piel, me he dado cuenta que lo más cercano a la realidad, sería una respuesta como: “DEPENDE DE TI”.

Yo me imagino, que después de esta frase sentirás que no vale la pena seguir leyendo, porque seguramente estabas esperando una respuesta más concisa, directa al grano y sin rodeos. Pero, antes de sentirte molesto/a, considera que precisamente el riesgo de dar respuestas así, radica en que no todas las cosas se pueden resumir en una frase, o en una recomendación de 3 pasos: “3 pasos para tener una piel perfecta", o "5 principios para no envejecer nunca".

Cuando me tropiezo con títulos llamativos como estos, mi instinto básico es leerlos y ponerlos en práctica rápidamente, ¡esperando obtener resultados inmediatamente! pero al pensarlo con más detenimiento termino dándome cuenta que he caído nuevamente en el anzuelo de la inmediatez.  La realidad es que, los mejores resultados y los cambios más significativos, generalmente se logran con disciplina y esfuerzo, probando y mejorando, equivocándome y aprendiendo de mis equivocaciones, y muy pocas cosas de la vida escapan de esta regla, incluso el cuidado de la piel. (A mi me tomó 2 años, hacer que mi piel pasara de ser grasa, con poros abiertos, a una piel completamente normal, con un ph balanceado)

Aunque estas reflexiones parecen ser muy profundas, para una pregunta tan básica como: ¿cuánto tiempo debería esperar para que mi nuevo producto funcione?, en realidad, ¡tienen todo que ver!,

¿Por qué el resultado depende de mí?

Depende de ti, porque aunque varias fuentes confiables estiman que una crema hidratante/humectante, toma de 2 a 4 semanas en hacer efecto, un serum de 6 a 8 semanas, un tratamiento anti manchas de 3 a 4 semanas y un limpiador 3 días, lo cierto es que la realidad dice que en unas personas los efectos se notan en menos tiempo, en otras personas tarda más tiempo, y en otras, nunca se ven los efectos. ¿Por qué? Aquí expondré algunas de las razones más frecuentes:

 

1. El producto no era lo que prometía:  

¿Cuántas de nosotras no hemos comprado productos todo en uno, que prometen borrar las líneas de expresión, manchas, mejorar las ojeras y traernos buena suerte en el amor? Si no es tu caso, eres muy afortunada en no tragar entero frente a este tipo de productos que se inventan cada mes un montón de marcas fantasmas que aparecen de la nada.

Una regla básica que debes comenzar a implementar, es que los productos de belleza o adelgazamiento se parecen a las promesas de los politiqueros, mientras más prometen, menos cumplen.

Cada producto cumple una función específica, la crema hidratante le aporta agua a tu piel, el suero te ayuda a combatir cosas específicas como las manchas o el envejecimiento de la piel, el protector solar te protege del sol, y el exfoliante limpia tu piel de células muertas. Es muy difícil que en una crema encontremos todas las funciones que encontramos en 4 o 5 productos distintos, por la simple lógica de que nuestra piel está compuesta por capas, y los productos se absorben por una u otra capa dependiendo de su densidad molecular, por tanto un serum facial se absorberá más rápido que una crema hidratante porque tiene menos densidad molecular, y si una crema dice tener la misma efectividad o beneficio que un sérum, entonces no estaría cumpliendo su función de crema hidratante que es aportarle agua a la piel y mantener un grado de humedad aceptable en la superficie de nuestra piel.

A veces, por querer irnos por la solución más simple, terminamos mal gastando nuestro dinero en productos que prometen todo pero cumplen con nuestras expectativas.

 

2. Somos inconstantes:

Este es uno de los problemas más comunes que muy pocos son capaces de reconocer. Todos queremos ver resultados inmediatos, queremos que esa crema que compramos, que nos costó tan cara y que tiene tanta publicidad, nos cambie de la noche a la mañana el resultado de años y años de descuido e inconstancia.

En otras ocasiones, nos comparamos con otra persona diciendo “la vida es injusta conmigo, a mi amiga el tratamiento le resultó maravillosamente, pero a mí no me hecho nada, boté la plata”

Si continuamos excusándonos con ese tipo de pensamientos, no lograremos cumplir muchos de nuestros objetivos, porque cuando somos inconstantes soñamos mucho, pero logramos poco.  La mayoría de mis clientes esperan que por usar una crema coreana, de la noche a la mañana tendrán la piel como las coreanas que ven en los k-dramas, pero no toman en cuenta que detrás de esas hermosas pieles, hay toda una historia de disciplina, constancia y conocimiento.

Si algo podemos decir de los coreanos, y también de los japoneses, es que todo lo consiguen a punta de disciplina, esfuerzo y constancia, y el tema de la piel no es la excepción. Aquellas coreanas que tienen la piel de porcelana, no llegan a su casa después de un largo día de trabajo y responsabilidades pensando algo como: “estoy muy cansada, por una vez que me acueste sin lavarme la piel y aplicarme el tratamiento, mi piel no se estropeará” pero si somos sinceros con nosotros mismos, más de una vez a la semana, nos acostamos pasándonos un pañito húmedo en la piel y listo, y luego nos quejamos de la crema que compramos porque supuestamente no nos hace nada, y sin  pensarlo mucho, empezamos la búsqueda de otro producto “más efectivo”.

Me atrevería a decir, que incluso la crema más básica del mercado podría tener los mejores efectos en nuestra piel, si fuéramos tan dedicadas como lo son las coreanas en su rutina, porque ¡ellas no necesitan un resultado milagroso de un producto, sus resultados milagrosos lo logran a punta de esfuerzo, dedicación y constancia!

 

3. Cada piel es distinta:

Nuestra piel de una manera muy compleja, y aunque actualmente tenemos productos fabricados con alta tecnología e ingredientes innovadores, ¿Deberíamos esperar tener una cara nueva al cabo de dos semanas usar un producto?

Conocer tu propia piel es clave para determinar qué es lo que necesitas de un producto para conseguir los resultados que esperas. Nuestra piel no se comporta igual en todas las épocas del año, en todos los climas, e incluso en un mismo día, tu piel es un órgano vivo que responde a muchos estímulos como tu estado de ánimo, la pureza del agua con la que te limpias, tus hormonas, el clima del lugar donde vives, etc.

Por eso, un mismo producto puede tener mejores resultados en una u otra persona, y por eso podemos cometer un error tratando de imitar las rutinas de cuidado de la piel de otras personas, ¡pensando que dará los mismos resultados en nosotras!

Actualmente, existen muchos youtubers y bloggers hablando maravillas o cosas malas de los productos que prueban, y muchas personas se dejan influenciar por estas opiniones pasando por alto que cada piel es distinta. Si sólo compras tus productos porque son tendencia en las redes sociales, sin averiguar realmente si son adecuados para tu piel y necesidades, gastarás un montón de dinero decepcionándote.

Estoy consciente de que yo misma he caído en esta corriente del mundo de las reseñas en youtuber, y más porque cuando compramos productos en línea buscamos las opiniones de los demás para sentirnos con mayor confianza de comprar, pero dejarnos llevar por las pasajeras modas, no es lo más sensato, y sí que nos cuesta caro.

Mi consejo más valioso para ti, es que aprendas a entender cómo funciona tu propia piel, y le prestes más atención a lo que ella necesita, para tomar mejores decisiones de compra.

Antes de comprar, considera cosas como, el tipo de clima en el que vives (si vives en un sitio cálido, y tienes una piel grasa, las cremas en formato gel podrán ayudarte a mantener la piel fresca e hidratada), por tanto, aunque salga una crema súper milagrosa, pero que se ve muy cremosa y densa, piénsalo dos veces, antes de tomar la decisión por más tentadora que se vea.

Espero que todos estos consejos, te ayuden o motiven a ser constante y dedicada no sólo con tu piel, sino con tus sueños en general. 

 

 


Compartir esta publicación



← Publicación más antigua Publicación más reciente →


  • Buenas tardes, queria preguntar, cual es la adecuada rutina para la mañana?, he leido que usar el tónico, la crema hidratante y por último el protector solar pero, antes del tónico se realiza nuevamente la doble limpieza (con el aceite y la espuma)?? es que no me queda claro que hacer antes de echar el tónico xD gracias :)

    Mayra Herrera en

Dejar un comentario